El envejecimiento de la piel es un proceso biológico y natural que no podemos impedir, pero sí podemos retrasar.

Sabemos que la radiación solar es responsable del 80% del daño que se produce a nivel de la piel, sin embargo hay otros factores que también pueden acelerar este proceso de envejecimiento.

La mala alimentación, el estrés o incluso la falta de atención profesional hace que descuidemos la salud de nuestra piel, provocando la aparición prematura de líneas de expresión, flacidez, manchas y arrugas.

Para retardar el envejecimiento prematuro o envejecer con calidad, podemos seguir algunas recomendaciones:

1 . Alimentación saludable

La piel requiere de una alimentación sana y equilibrada, rica en grasas saludables, vitaminas y antioxidantes como frutas, verduras, legumbres, carnes magras, frutos secos y ácidos grasos que ayudan a combatir la formación de radicales libres, culpables del envejecimiento de las células.

Es importante regular la ingesta de grasas y sal, puesto que generan retención de líquido, incrementan la presencia de acné y afectan la producción de colágeno y elastina. Así mismo es necesario evitar el consumo excesivo de azúcar, ya que favorece una reacción llamada glicación, que acelera el envejecimiento de la piel.
Bebe 2 litros de agua al día, para mantener la salud e hidratación de tu organismo.

derma004

2. Proteger la piel todo el año

Es indispensable usar protector solar los 365 días del año, los rayos UVB / UVA son sumamente perjudiciales para la piel, acelerando el proceso de envejecimiento.

La radiación UVA atraviesa las nubes e inclusive el vidrio de la ventana y es la mayor causante de dañar las fibras de colágeno a nivel de la dermis y provocar flacidez. Usa siempre gorros, sombreros, sombrillas y lentes de sol para complementar la fotoprotección de ser necesario.

3. Evita las situaciones de tensión y estrés

Las preocupaciones, los periodos de tensión y cuadros de estrés, generan muchos problemas cutáneos como resequedad, arrugas, irritaciones, acné, etc, debido al aumento de producción de cortisol ¨La hormona de estrés¨.
Busca un espacio para relajarte, realiza ejercicios o terapias de meditación.

4. Descansar lo suficiente

Dormir las horas necesarias es vital para mantener una piel saludable, ya que durante el sueño el organismo segrega sustancias que apoyan la regeneración celular para mantener una piel joven.

Es decir, cuando no descansamos lo suficiente, se corre el riesgo de provocar un rápido avance en el proceso de envejecimiento de la piel y de desarrollar signos visibles como las ojeras y las bolsas en el rostro.

5. Cuidado estético profesional

Existen diversos tratamientos que pueden ayudarte a aportar vitalidad y juventud a tu rostro. Entre ellos:

Limpieza facial profunda

Elimina las células muertas, tonifica y brinda hidratación profunda. Además conserva la firmeza de la piel. Se recomienda realizar este tratamiento una vez al mes.

Venus Legacy facial

Disminuye las arrugas finas y profundas, reafirma la piel del rostro y cuello llegando a brindar un efecto lifting, capaz de estimular la síntesis de colágeno y mejorar la circulación para prevenir y tratar el envejecimiento cutáneo.

derma003

Recuerda que prevenir el envejecimiento de la piel resulta mucho más eficaz que corregirlo.

En Lima Derma contamos con los mejores tratamientos para cuidar tu piel del envejecimiento prematuro ¡Reserva tu cita!

Share This