No hay que relajarnos con nuestra piel en verano. Te compartimos 8 tips sobre cómo prevenir cáncer de piel.

¡Nada más bello que el verano! Cielos azules, días resplandecientes, de repente todo es mejor en este alegre clima. 

Sin embargo sabemos que todo extremo tiene su ‘’lado oscuro’. 

La radiación que emite el sol pueden provocar huellas imborrables: Así es, el cáncer de piel.

El cáncer de piel es una enfermedad peligrosa que multiplica descontroladamente las células de nuestra piel, llegando a dejar en algunos casos desfiguraciones e incluso causar la muerte. Además de necesitar tratamientos costosos.

Por eso para que tu verano nunca pierda el brillo y acabes la temporada de sol con una piel saludable, sigue nuestras recomendaciones: 

Relájate con todo menos con tu piel: 8 Tips para prevenir el cáncer en verano

Evita las quemaduras solares

Las quemaduras solares pueden dañar la piel de distintas formas. Se sabe que una sola quemadura solar en la infancia, así como tener  el antecedente de 3 o mas quemaduras durante el transcurso de la vida casi duplica el riesgo de desarrollar melanoma en adultos.

Como puedes notar, el peligro va mucho más allá del dolor a corto plazo, el enrojecimiento y las incomodidades que generan las quemaduras.

Atento con las lesiones o costritas que no cicatrizan

Una señal de alerta para prevenir el cáncer de piel es cuando observamos nuevas heridas en nuestra piel o notamos cómo una llaga escamosa que no cicatriza a pesar de llevar buen tiempo ahí. Al confirmar estos signos, agenda rápidamente una cita con tu dermatólogo de confianza, puede tratarse de una lesión precancerosa.

Practica la autoexploración de la piel

Darte un tiempo para examinar tu cuerpo  es uno de los mejores formas para detectar lesiones incipientes de cáncer de piel. Recuerda que un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida. Puedes buscar la aparición de “lunares” nuevos o que hayan cambiado de forma, color o tamaño.

Memoriza la nemotécnica del ABCDE para identificar el cáncer de piel tipo melanoma

Los médicos dermatólogos recomiendan este método para descubrir a tiempo un posible cáncer tipo melanoma. Se trata de recordar las primeras 5 letras del abecedario y relacionarlas con características de la piel. 

  • Letra A de asimetría: Mira si tu lunar o mancha posee una forma irregular al partirla en dos o si existen zonas que se ven diferentes. 
  • Letra B de bordes: Inspecciona si los bordes de tu mancha son irregulares o tienen forma dentada. 
  • Letra C de color: Verifica si el color de tu lunar o mancha es desigual o tiene múltiples colores. Si es así, activa tus señales de alarma. 
  • Letra D de diámetro: Confirma si el lunar o mancha es más grande del tamaño de un borrador de lápiz. De ser así, deberías hacerte un chequeo médico dermatológico.
  • Letra E de evolución: Revisa si el lunar o mancha ha sufrido cambios durante las últimas semanas o meses.  En caso de fuese así, consulta con tu dermatólogo.

Usa bloqueador con cobertura de amplio espectro

Cuando vayas a comprar un bloqueado solar, asegúrate que tenga un amplio espectro de cobertura. Es decir, el bloqueador solar debe protegerte contra los rayos UVA y UVB. Inclusive actualmente los bloqueadores también protegen contra la radiación infrarroja y la luz visible.

Si bien los rayos UVB son los principales responsables de las quemaduras de sol, los UVA son altos en nocividad y pueden provocar cáncer, además de acelerar el envejecimiento prematuro.

Utiliza bloqueador solar con factor de protección solar mayor o igual a 30

Protege tu piel con un bloqueador solar con factor de protección solar (FPS) mayor o igual a 30. Mientras más amplio sea el espectro de cobertura, la protección contra el sol se maximiza.

Recuerda que el bloqueador solar debe aplicarse cada 2 horas, por lo tanto debes llevarlo en tu bolso si vas a pasar largas horas fuera de casa.

  • SPF 30: bloquea aproximadamente el 95% de los rayos UVB
  • SPF 50: bloquea 98%
  • SPF 100: bloquea 99%

No existen los bloqueadores impermeables o a prueba de agua

No es que te hayan mentido, lo que sí existe son bloqueadores resistentes al agua pero eso no significa que se queden impregnados en tu piel después de un refrescante chapuzón en la piscina o el mar, pues incluso el sudor tiene poder de llevárselo de tu piel.

Asimismo, el secado con toalla también es otro ratero de bloqueador. Por eso, recalcamos la importancia de aplicarse el bloqueador cada 40 minutos a 1 hora. Y si vas a estar dentro del agua, debes aplicar bloqueador solar apenas salgas de ella y después de secar tu piel. 

Limita tu exposición al sol entre las 10:00 am y las 04:00 pm 

Seguramente has experimentado esa sensación de ‘’me quema la piel’’ al estar fuera de tu hogar. Y es que los rayos UV son más fuertes entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde. Por ello, para prevenir el cáncer de piel es importante evitar la estadía excesiva bajo el sol en sus horas centrales. 

Cubre tu piel en horas punta

Es imposible y nada práctico evitar el sol en verano cuando estamos en el exterior. Pero estar descubierto adrede es una invitación cordial a que el cáncer ataque nuestra piel.

  • Evita tener el torso descubierto o salir sin camisa.
  • Asimismo, utiliza un sombrero de ala ancha (mayor a 7cm de dm) mantendrá alejado el cáncer ya que ayuda a evitar el exceso de radiaciones solares en tu piel. 
  • Además de un accesorio que te hará lucir bien, las gafas de sol filtran los rayos UV favoreciendo el cuidado de la zona tan delicada y expuesta al envejecimiento que es el contorno de ojos. 

En verano eres libre de relajarte con todo, menos con tu piel ¡Agenda una cita con nuestros dermatólogos expertos!

Si has notado lunares, manchas o heridas extrañas que no cicatrizan en tu piel o quieres un diagnostico preventivo, contáctanos para reservar tu cita con nuestros dermatólogos especialistas en esta área. 

Share This