ALOPECIA

La alopecia se define como una disminución del cabello bien sea por pérdida o por un adelgazamiento del mismo y puede producirse en hombres y mujeres de forma difusa o localizada

Hay muchas causas de alopecia. Las mujeres pueden notar la pérdida del pelo después del parto. Las personas bajo mucho estrés pueden ver la pérdida perceptible de pelo en zonas específicas y en forma de moneda (alopecia areata). Algunas enfermedades y tratamientos médicos pueden causar la pérdida del pelo e incluso la forma de peinarse o cuidar el cabello puede causar alopecia.

Alopecia androgénica:

También conocida como alopecia androgenética masculina o calvicie común, es una pérdida o disminución del cabello determinado genéticamente y en la que influyen las hormonas masculinas o andrógenos. Se sabe que alrededor del 80% de los varones tiene cierto grado de calvicie a los 70 años. Se evidencia clínicamente con el retroceso de la línea de implantación pilosa a nivel frontal y en la coronilla que con el tiempo aumenta, dejando una área de calvicie extensa.

Alopecia Areata:

Se trata de una pérdida de cabello bien delimitada producida por un ataque de las propias defensas sobre el folículo piloso. La causa es desconocida sin embargo se sabe que la predisposición está determinada genéticamente de manera que el 10-20% de los pacientes tienen antecedentes familiares de la enfermedad y en otros pacientes el estrés, al igual que las infecciones, la toma de algunos fármacos o los traumatismos pueden desencadenar el brote. Es por tanto un trastorno autoinmune que puede estar asociada a otras enfermedades como vitiigo y enfermedades de tiroides.

Generalmente se localiza en el cuero cabelludo, aunque puede haber afectación de las cejas, pestañas, barba y vello púbico. El tratamiento más utilizado es la aplicación de corticoides tópicos potentes, en crema o mediante la realización de infiltraciones intralesionales, solos o en combinación con fototerapia o laser.

TRATAMIENTO

Hay dos tipos tratamientos médicos aprobados para la pérdida de pelo de patrón masculino, el minoxidil tópico y finasteride via oral y ambos pueden potenciarse con mesoterapias capilares.

Debido a que se debe a un proceso dependiente de los andrógenos y determinado genéticamente; es importante entender que podemos desacelerar su progresión mediante la aplicación de los tratamientos previamente mencionados, aunque con tasas de eficacia diferentes según cada paciente y que cualquier beneficio se pierde dentro de los 6 a 12 meses siguientes a la suspensión del tratamiento.

Vitiligo

Acné

Rosácea

Melasma

Psoriasis

Micosis de piel y uñas

Urticaria

Alopecia

SERVICIOS

DERMATOLOGÍA CLÍNICA

DERMATOLOGÍA ONCOLÓGICA

DERMATOLOGÍA PEDIÁTRICA

DERMATOLOGÍA ESTÉTICA

LÁSER DERMATOLÓGICO

ESTÉTICA CORPORAL

ESTÉTICA FACIALES

Share This