Las micosis son infecciones producidas por diferentes especies de hongos que pueden afectar la piel, uñas y cuero cabelludo. Generalmente se presenta en personas que sudan mucho, deportistas, aquellas con sobrepeso o pacientes diabéticos.

Cuando la infección fúngica (hongos) afecta a las uñas de manos o pies, llamamos a la infección de “onicomicosis”

La micosis en los pies es conocida como tiña pedís y está presente en el 50% de los pacientes con onicomicosis, precediendo en la mayoría de los casos a la infección ungueal.

La onicomicosis es el desorden más común que afecta a las uñas en la consulta dermatológica, afecta al 20% de la población adulta a nivel mundial, siendo menos frecuente en niños y más común en adultos mayores, y compromete con mayor frecuencia a las uñas de los pies (1ras uñas)

Los principales signos son:

  • Cambio de color (amarillenta o verdosa)
  • Engrosamiento de una o más uñas.

Otras manifestaciones son:

  • Fragilidad
  • Cambio en el contorno de la uña
  • Desmoronamiento de los bordes externos de la uña
  • Fragmentos atrapados debajo de las uñas
  • Levantamiento  de la uña
  • Franjas amarillas o blancas en el lado de la uña

Es importante tener en cuenta que existen factores de riesgo para que esta infección se presente y sea más difícil su respuesta al tratamiento, estos son:

Trauma, mayor edad, diabetes, obesidad, inmunosupresión, tabaquismo, psoriasis e historia familiar de onicomicosis.

El manejo médico es individualizado y puede ser a base de tratamiento sistémico (pastillas),  tratamiento tópico (lacas) y láser.

La elección de este dependerá de las co-morbilidades, medicación habitual del paciente, así como el tipo de hongo, presentación clínica, y preferencia del paciente.

El tratamiento de elección para las onicomicosis siguen siendo los antimicóticos orales, los cuales se pueden recetar de forma semanal, diaria o en pulsos, el problema es que  requieren ser indicados durante largos periodos de tiempo, pero ¿Por qué?

Si la uña es afectada en su totalidad, un tratamiento exitoso requerirá de aproximadamente 6 meses, ya que el promedio de crecimiento ungueal es de 2 a 3mm por mes y el tiempo de tratamiento será aún más largo, entre 12 a 18 meses, en las uñas de los pies al ser mas grandes.

Es debido al largo periodo de tiempo, requerido para una curación total, que muchos pacientes no culminan el tratamiento, otros presentan alteración hepática o intolerancia gástrica y desean resultados más rápidos.

En la actualidad se propone realizar terapia combinada, es decir tratar las onicomicosis con antifúngicos sistémicos más terapia tópica y/o láser, que aumentará la eficacia del tratamiento y disminuirá el tiempo de curación.

OJO que la recurrencia es común luego de finalizar el tratamiento (20 a 25%) durante los primeros 3 años, por lo que deben implementarse algunas medidas generales como: tratar zapatos infectados, evitar traumas, usar zapatos abiertos y ventilados mientras sea posible y usar tratamiento profiláctico se ser necesario.

En conclusión, es importante tratar las onicomicosis a penas se presente y no esperar que la totalidad de la uña esté afectada ya que requerirá de un tratamiento más prolongado.

Consulta con tu dermatólogo de confianza para iniciar el tratamiento adecuado e individualizado.

Dra. Adriana Gamarra Luna
Médico Dermatóloga

Fuente:
Pharmacotherapy for onychomycosis: new and emerging treatments.
Onychomycosis, treatment and prevention of recurrence

Share This