Muchos pacientes llegan a consulta preocupados por la presencia de caspa; refieren que a pesar de haber cambiado de champú, de rutina de lavado de cabello, esta persiste.

El nombre médico de la indeseable caspa es dermatitis seborreica; esta es una enfermedad inflamatoria crónica, que puede ir y venir; afecta a personas de ambos sexos y de todas las edades.

La dermatitis seborreica puede deberse a:

  • Factores genéticos
  • Estrés
  • Factores ambientales (exacerba en el invierno)
  • Enfermedades como Parkinson
  • Presencia de Malassezia (hongo) en la piel

Se observan lesiones descamativas sobre una base rojiza, asociadas a picazón y se localiza principalmente en:

  • Cuero cabelludo
  • El centro del rostro (encima de las cejas, surco nasogeniano, mentón)
  • Tórax.

El objetivo del tratamiento es controlar los episodios, disminuyendo su intensidad y frecuencia. Se puede utilizar:

  • Fármacos tópicos (cremas y champús): Corticoides, antimicóticos
  • Lavado de cuero cabelludo con regularidad, se pueden utilizar champús que contengan piritionato de zinc, ac. salicílico, alquitrán de hullán, etc.

Estos productos también se pueden utilizar para lavar las áreas afectadas del rostro

  • Evitar uso de geles o cremas para peinar en el cuero cabelludo.
  • Evitar productos con alcohol

Si tienes Dermatitis Seborreica, no dudes en acudir a tu dermatólogo

Dra. Natalia Merino
Médico Dermatóloga. Dermatología clínica, quirúrgica y estética

Share This