La vitamina C es un activo indispensable en la rutina diaria del cuidado de la piel.

Debido a su potente acción antioxidante y antiedad, actúa como el complemento perfecto de la fotoprotección durante la temporada de invierno y verano.

Beneficios de la Vitamina C para la cara

Cuando se aplica de forma tópica en la piel, ejerce los siguientes beneficios:

  • Potente antioxidante: elimina los radicales libres que la exposición solar produce en nuestra piel.
  • Estimula la producción de colágeno: acción de prevención en formación de arrugas y del envejecimiento prematuro de la piel.
  • Efecto antiinflamatorio: disminuye la inflamación secundaria a una quemadura solar y repara la piel dañada.
  • Potente despigmentante: aporta luminosidad a la piel, aclara las manchas instauradas y reduce la  aparición de nuevas.

Vitamina C para la piel: Todo lo que debes saber

A pesar de que cada día hay más información sobre los beneficios del uso de la vitamina C en el rostro en Instagram y otras redes sociales, giran muchas dudas alrededor de ella.

Y es que la mayoría de personas no tiene claro si es mejor tomarla vía oral o aplicarla en forma de cremas, usarla por la mañana o por la noche o qué concentración es la más adecuada.

La vitamina C es un activo increíble para la piel pero aún un incomprendido. Por eso, aquí te compartiremos algunos conceptos básicos que debes tomar en cuenta antes de aplicarla en tu rostro. Esperamos resolver todas tus dudas sobre el uso de vitamina C en la piel.

Lo primero que hay que entender es que la raza humana no fabrica su propia vitamina C a diferencia de la mayoría de animales. Por tanto, necesitamos consumirla a través de la dieta o aplicarla sobre la piel en forma de cremas o serums.

¿Cuáles son los alimentos abundantes en vitamina C para la piel?

Los alimentos que más vitamina C contienen son: fresa, papaya, kiwi, naranja, mango y la pitahaya (fruta que abunda en nuestra Amazonía peruana).

¿Es mejor usar vitamina C en forma de crema o consumirla?

El nivel de vitamina C que se deposita en la piel es 27 veces mayor si se aplica en forma de crema o serum a que si se toma por vía oral.

Así que lo recomendable es que utilices serums o cremas de Vitamina C en tu rutina de skincare y llevar una dieta con alimentos que incluyan esta vitamina de forma simultanea.

¿Es verdad que la vitamina C se oxida? ¿cómo debo guardar mi vitamina C?

La forma activa de la vitamina C es el Acido L-Ascórbico, llamada también vitamina C Pura, la cual es muy inestable y se oxida fácilmente al estar en contacto con aire o luz.

Por eso, los envases siempre deben ser opacos para mantener su estabilidad. Si compras vitamina C para la piel descarta inmediatamente aquellos que vienen en frascos transparentes porque el producto perderá sus propiedades rápidamente.

La forma correcta de guardar tu suero de vitamina C es en un espacio libre de humedad y exposición al calor. En este sentido, el refrigerador es un buen lugar para almacenarla debido a su temperatura baja y oscuridad. Podría ser conveniente que inviertas en un mini refrigerador de skincare para guardar tu producto y tenerlo más a la mano.

Skincare hack: Se puede conseguir que esta vitamina C pura sea más estable si se añade vitamina E y/o acido ferúlico a la fórmula. Juntos hacen mayor sinergia como efecto antioxidante.

¿Cuál es la concentración adecuada para usar la vitamina C en el rostro?

La vitamina C para la piel es eficaz a partir del 8% de concentración. Lo ideal es que tu serum tenga entre un 15 y un 20% de vitamina C. Una concentración superior al 20% no es más eficaz, de hecho, tiene más posibilidades de ocasionar una irritación.

vitamina c peru

¿En qué momento del día se debe aplicar la vitamina C en la piel?

A diferencia de lo que la mayoría piensa, es más recomendable aplicar Vitamina C en la cara por la mañana ya que tiene un efecto reparador contra los factores externos que agreden a la piel a diario como la RUV, contaminación y estrés.

Eso sí, después de la aplicación de la vitamina C es LEY aplicar bloqueador solar. Ni se te ocurra salir a la calle sin haber protegido tu piel con fotoprotector después de usar Vitamina C para la piel.

¿Con qué otros productos no se puede mezclar la vitamina C en el rostro?

Vitamina C y ácidos

Aunque puedes usarlos juntos, usar ácidos (AHA, BHA, hialurónico, entre otros) junto con vitamina C minimizan los efectos de ambas partes. Si se usan al mismo tiempo puede alterar el PH de la dermis y en muchas ocasiones llegar hasta anular el efecto de la Vitamina C. Si quieres usar ácidos y vitamina C en la piel es recomendable que lo hagas en distintos momentos del día.

Vitamina C y Niacinamida

Combinar la vitamina C y niacinamida podría irritar y enrojecer tu piel aunque esta no sea sensible. Y no porque sea en sí que ambos no se lleven bien: los que tienen la pelea jurada es la formulación del pH de ambos productos.

Verás, la niacinamida, a un pH bastante ácido (3-4 aprox.), se convierte en ácido nicotínico que es un vasodilatador, pudiendo enrojecer la piel. Es por ello que los productos con niacinamida se formulan en un pH neutro para la piel (5.5-6 aprox.).

Los productos con vitamina C pura, por su parte, suele formularse a un pH bastante ácido (3-4 aprox.) para que sean más estables y efectivos (recuerda que se oxidan con facilidad). Para pieles sensibles, vienen también con pH más altos aunque cueste más estabilizar la vitamina C.

El problema radica en que si aplicas productos formulados a un pH muy ácido inmediatamente antes o después de echarte un producto con niacinamida, esta se podría transformar en en ácido nicotínico que como comentábamos, produce que enrojecimiento en la piel.

Así que, si quieres disfrutar de las bondades de la vitamina C y la niacinamida en tu piel, lo mejor es aplicarlas en distintos momentos del día, siendo la vitamina C aplicada en la mañana y la niacinamida por la noche.

¿A partir de qué edad se recomienda usar vitamina C para la piel?

Sin duda la vitamina C es una molécula clave para mantener una piel más sana y debemos incluirla en nuestra rutina diaria. Su uso está indicado a cualquier edad, normalmente a partir de los 25 años que es cuando la piel del rostro empieza a disminuir su producción de colágeno.

¿Qué tipos de piel pueden usar vitamina C?

Afortunadamente, la vitamina C es amigable con todos los tipos de piel, siendo incluso indicada para pieles sensibles. Eso sí, recuerda siempre consultar a tu dermatólogo/a de confianza antes de añadirla a tu rutina de skincare para descartar reacciones desfavorables.

En conclusión con su uso podremos prevenir el envejecimiento prematuro y obtener una piel más firme, luminosa, mejorar machas e inclusive las arrugas.

¿Quieres usar vitamina C para tu rostro? Agenda tu consulta en Lima Derma

Recuerda que cada piel es distinta, no basta con copiar la receta de la amiga. Si quieres incluir este potente activo antienvejecimiento en tu rutina de skincare pero no sabes de qué marca de vitamina C utilizar o qué concentración es más adecuada para tu piel, programa tu consulta dermatológica con nosotros.

Agenda tu consulta aquí.

Dra. Adriana Gamarra Luna
Dermatología clínica, oncológica y estética.

Share This